Beneficios IRPF para personas con discapacidad 2020 (II)

Traigo hoy la segunda parte del artículo sobre los beneficios en el IRPF para personas con discapacidad que empecé la semana pasada, y que continuaré con una tercera parte.

Hoy hablaré de los rendimientos de actividades económicas, ganancias y pérdidas patrimoniales, el mínimo personal y familiar y el mínimo por discapacidad.

Rendimientos de actividades económicas   

Los trabajadores autónomos económicamente dependientes o con único cliente no vinculado, que en el ejercicio de la actividad económica puedan aplicar la reducción establecida (2.000 € y la adicional por rendimientos netos inferiores a 14.450 €) podrán adicionalmente si son personas con discapacidad, minorar el rendimiento de las mismas en 3.500 € anuales, con carácter general, o en 7.750 € si acreditan necesitar ayuda de terceras personas, movilidad reducida o un grado de discapacidad igual o superior al 65%. 

Reducciones para la aplicación de los módulos: 

  • Módulo de personal no asalariado: Se computará el 75 % del módulo de personal no asalariado con un grado de discapacidad del 33 % o superior (situación existente al devengo del impuesto). 
  • Módulo de personal asalariado: Se computará en un 40 % al personal asalariado que sea una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 33 %. Si se obtiene el grado de discapacidad durante el periodo impositivo, el cómputo del porcentaje se efectuará respecto de la parte del periodo en la que se den esas circunstancias. 
  • Índice corrector por nueva actividad: Cuando los contribuyentes tengan un grado de discapacidad igual o superior al 33 %, los índices correctores aplicables serán del 0,60 si se trata del primer año del ejercicio de la actividad, o del 0,70 si se trata del segundo. 

En estimación directa, se eleva a 1.500 € el gasto deducible por las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con él, cuando se trate de personas con discapacidad.   

Ganancias y pérdidas patrimoniales  

Se estima que no existe ganancia o pérdida patrimonial por aportaciones a patrimonios protegidos constituidos a favor de personas con discapacidad. 

Está exenta la transmisión de la vivienda habitual por personas con dependencia severa o gran dependencia de acuerdo con la Ley de promoción a la autonomía personal y atención a personas en situación de dependencia. 

Patrimonios protegidos de personas con discapacidad 

Se establecen unas medidas para favorecer las aportaciones a título gratuito a los patrimonios protegidos reforzando los beneficios fiscales a favor de las personas con discapacidad.  

Mínimo personal y familiar  

Las circunstancias personales y familiares del contribuyente se tienen en cuenta para calcular en el mínimo personal y familiar, el cual constituye la parte de la base liquidable que, por destinarse a satisfacer necesidades básicas personales y familiares del contribuyente, no se somete a tributación por el IRPF. 

Para asegurar una misma disminución de la carga tributaria para todos los contribuyentes con igual situación familiar, sea cual sea su nivel de renta, el importe correspondiente al mínimo personal y familiar no reduce la renta del período impositivo para determinar la base imponible, sino que pasa a formar parte de la base liquidable para gravarse a tipo cero. De esta forma, los contribuyentes con iguales circunstancias personales y familiares logran el mismo ahorro fiscal, cualquiera que sea su nivel de renta.  

Este mínimo es el resultado de sumar el mínimo del contribuyente y los mínimos por descendientes, ascendientes y discapacidad. 

El mínimo del contribuyente se establece en 5.550 , incrementándose en 1.150 € si tiene más de 65 años y, adicionalmente, en 1.400 € si tiene más de 75 años. 

Para beneficiarse del mínimo por descendientes, estos han de cumplir los siguientes requisitos: 

  • Convivir con el contribuyente que aplica el mínimo familiar a fecha de devengo del impuesto. 
  • Se asimilará a la convivencia con el contribuyente la dependencia con respecto de este último. 
  • Ser menor de 25 años, o cualquiera que sea su edad si el descendiente tiene un grado de discapacidad igual o superior al 33%. 
  • No tener rentas anuales superiores a 8.000 €, excluidas las exentas. 
  • No presentar declaración del IRPF con rentas superiores a 1.800 €. 

Se asimilan a los descendientes, a los efectos de la aplicación del mínimo familiar por descendientes, además de aquellos vinculados al contribuyente por tutela o acogimiento, a quienes tengan atribuida por resolución judicial su guarda y custodia. 

Para aplicar el mínimo por ascendientes, éstos han de cumplir los requisitos siguientes: 

  • El ascendiente debe tener más de 65 años o un grado de discapacidad igual o superior al 33 % cualquiera que sea su edad.  
  • Que conviva con el contribuyente, al menos, la mitad del período impositivo. Se considera que conviven con el contribuyente los ascendientes con discapacidad que, dependiendo del mismo, sean internados en centros especializados. 
  • Que no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 €. 
  • Que el ascendiente no presente declaración del IRPF con rentas superiores a 1.800 € 

Mínimo por discapacidad 

El mínimo por discapacidad es la suma del mínimo por discapacidad del contribuyente y del mínimo por discapacidad de ascendientes y descendientes. 

El mínimo por discapacidad del contribuyente es de 3.000 € anuales y de 9.000 € anuales cuando se acredite un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.  

Dicho mínimo se aumentará, en concepto de gastos de asistencia, en 3.000 € cuando se acredite necesitar ayuda de terceras personas, movilidad reducida o un grado de discapacidad igual o superior al 65 %. 

El mínimo por discapacidad de ascendientes o descendientes será de 3.000 € anuales y de 9.000 € cuando se acredite un grado de discapacidad igual o superior al 65 %. 

Dicho mínimo se aumentará, en concepto de gastos de asistencia, en 3.000 € por cada ascendiente o descendiente que acredite necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida o un grado de discapacidad igual o superior al 65 %. 

Para beneficiarse del mínimo por discapacidad de ascendientes o de descendientes, estos han de generar a su vez el derecho a aplicar el mínimo por ascendientes y descendientes. 

En ambos casos, se considerará que conviven con el contribuyente los que dependiendo del mismo estén internados en centros especializados. 

Para estar al día de todo lo que ocurre en el mundo laboral de las personas con discapacidad, suscríbete al pie de página y si tienes alguna duda de índole laboral o sobre la discapacidad y el trabajo, deja tu consulta laboral y será atendida en 24 horas.

2 comentarios en “Beneficios IRPF para personas con discapacidad 2020 (II)”

Deja un comentario