Beneficios IRPF para personas con discapacidad 2020 (I)

Traigo este año, de nuevo, una serie de artículos sobre los beneficios en el IRPF para las personas con discapacidad. Durante las próximas semanas dejaré las novedades de este año. Empiezo con la definición de persona con discapacidad a efectos de IRPF, lo que no tributa, los planes de pensiones y los rendimientos del trabajo.

Definición de persona con discapacidad a efectos de IRPF 

Tienen la consideración de personas con discapacidad los contribuyentes que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33 %. 

Acreditación 

El grado de discapacidad se acreditará mediante certificado o resolución expedido por el Instituto de Migraciones y Servicios Sociales o por el órgano competente de las Comunidades Autónomas. También se acreditará la necesidad de ayuda de terceras personas o la movilidad reducida con certificado o resolución al órgano competente de las CCAA en valoración de las discapacidades. 

Se considerará acreditado un grado de discapacidad: 

Igual o superior al 33 %, a los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez y a los pensionistas de Clases Pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o retiro por Incapacidad Permanente para el servicio o inutilidad. 

Igual o superior al 65 %, para las personas cuya incapacidad sea declarada judicialmente, aunque no alcancen dicho grado. 

No tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 

Las prestaciones económicas reconocidas por la Seguridad Social o por las entidades que las sustituyan: 

  • Consecuencia de Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez. 
  • Las prestaciones por maternidad o paternidad y las familiares no contributivas. 
  • Las pensiones por inutilidad o incapacidad permanente, siempre que la lesión o enfermedad que hubiera sido causa de las mismas inhabilite por completo al perceptor de la pensión para toda profesión u oficio, y las pagadas a favor de nietos y hermanos incapacitados para todo trabajo. 
  • Las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social hasta el importe máximo que reconozca la Seguridad Social. 
  • Las cantidades percibidas de instituciones públicas por acogimiento de personas con discapacidad, en modalidad simple, permanente o preadoptiva o las equivalentes previstas en los ordenamientos de las CCAA. 
  • Las ayudas económicas otorgadas por instituciones públicas a personas con un grado de discapacidad igual o superior al 65 % para financiar su estancia en residencias o centros de día, si el resto de sus rentas no exceden del doble del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM para 2019: 7.519,59 € – LÍMITE: 7.519,59 € X 2 =15.039,18 €). 
  • Las prestaciones por desempleo percibidas en la modalidad de pago único, cualquiera que sea su importe, por trabajadores con discapacidad cuando los beneficiarios pretendan incorporarse de forma estable como socios trabajadores o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales o pretendan constituirse como trabajadores autónomos. En caso de prestaciones por desempleo percibidas por trabajadores discapacitados que se conviertan en autónomos, no se exige el requisito de mantenimiento durante 5 años del negocio, como se exige para el resto de situaciones. 
  • Los rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones obtenidas en forma de renta por personas con discapacidad correspondientes a las aportaciones al sistema de previsión social especial constituido a favor de las mismas. También están exentos los rendimientos del trabajo derivados de las aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad. El límite anual de esta exención es 3 veces el IPREM (2019: 7.519,59 € – LÍMITE: 7.519,59 € X 3 =22.558,77€). 
  • Las prestaciones económicas públicas vinculadas al servicio, para cuidados en el entorno familiar y asistencia personalizada que deriven de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. 
  • Las pensiones reconocidas a personas lesionadas o mutiladas por la Guerra Civil. 
  • Las ayudas excepcionales por daños personales en los supuestos de incapacidad permanente absoluta causados directamente por los siniestros a los que sea de aplicación el Real Decreto-ley 2/2019, de 25 de enero, el Real Decreto-Ley 11/2019, de 20 de septiembre y otros. 

Beneficiarios del patrimonio protegido 

Tendrán esta consideración, exclusivamente, las personas con los siguientes grados de discapacidad: 

  • Las afectadas por una discapacidad psíquica igual o superior al 33 %. 
  • Las afectadas por una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65 %.   

Reducciones por aportaciones al patrimonio protegido 

  • Las que tengan una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, con la persona discapacitada. 
  • El cónyuge de la persona discapacitada. 
  • Las que lo tuvieran a su cargo en régimen de tutela o acogimiento. 

Cuantía de la reducción: 

  • Las aportaciones realizadas (dinerarias o no dinerarias), darán derecho a reducir la base imponible del aportante, con el límite máximo de 10.000 € anuales. 
  • El conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que efectúen aportaciones a favor de un mismo patrimonio protegido no podrá exceder de 24.250 € anuales. 
  • Cuando las aportaciones excedan de los límites previstos se tendrá derecho a reducción en los cuatro periodos impositivos siguientes, hasta agotar en cada uno de ellos los importes máximos de reducción. En caso de concurrencia se aplicará en primer lugar la reducción de ejercicios anteriores. 

Planes de pensiones y otros sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad 

Aportaciones   

Dan derecho a reducir la base imponible, las aportaciones realizadas a Planes de Pensiones, Mutualidades de Previsión Social, Planes de Previsión Asegurados, Planes de Previsión Social Empresarial y Seguros de Dependencia severa o de gran dependencia, constituidos a favor de: 

  • Personas con una discapacidad psíquica igual o superior al 33 %. 
  • Personas con una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65 %. 
  • Personas que tengan una  incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado. 

Los límites establecidos serán conjuntos para todos los sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad.  

Prestaciones   

Estas prestaciones constituyen rendimientos del trabajo en el momento de su percepción por las personas discapacitadas. La misma calificación procederá en caso de disposición anticipada de los derechos consolidados. 

Las prestaciones en forma de renta están exentas hasta un importe máximo de 3 veces el IPREM (límite: 22.558,77  €). 

Rendimientos del trabajo  

Rendimientos de trabajo en especie exentos: en la exención por primas o cuotas satisfechas por la empresa a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad del trabajador, su cónyuge y descendientes se incrementa desde 1 de enero de 2016 el límite de exención a 1.500 € cuando éstas sean personas con discapacidad.   

Los gastos deducibles por la obtención de rendimientos netos del trabajo, con carácter general (sea o no discapacitado el perceptor), son: 

Gastos deducibles por rendimientos del trabajo. 2.000 € anuales, con carácter general. 

Gastos deducibles por movilidad geográfica. Los gastos deducibles por rendimiento del trabajo se incrementarán en 2.000 € para los contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que esté situado en otro municipio y exija el traslado de su residencia habitual al nuevo domicilio.  

Los trabajadores activos discapacitados, además de los gastos anteriores que les correspondan, tendrán derecho a un incremento de dichos gastos por discapacidad de trabajadores activos, según el siguiente detalle: 

  • Grado Igual o superior al 33 % e inferior al 65 % 3500€ 
  • Grado Igual o superior al 33 % e inferior al 65 % que acrediten necesitar ayuda de terceras      personas o movilidad reducida 7750€   
  • Grado Igual o superior al 65 % 7750€ 

En tributación conjunta de unidades familiares con varios trabajadores activos con discapacidad, el incremento de gasto deducible será único y se aplicará el importe del trabajador activo de la unidad familiar con mayor grado de discapacidad.

Para estar al día de todo lo que ocurre en el mundo laboral de las personas con discapacidad, suscríbete al pie de página y si tienes alguna duda de índole laboral o sobre la discapacidad y el trabajo, deja tu consulta laboral y será atendida en 24 horas.

2 comentarios en “Beneficios IRPF para personas con discapacidad 2020 (I)”

  1. Hola, a comienzos de julio de este año comunique en mi empresa un grado de discapacidad de 33 y lo reflejé en el modelo 145 que nos presentan todos los años. Mi sorpresa ha sido que cuando he cobrado este mes no he visto ninguna variación en mi nómina. Por lo que me informaron en hacienda me corresponde un % de entre un 3 o 4%, lo cual afectaría a mi sueldo.
    Mi pregunta es si tengo que recordarlo nuevamente en mi trabajo o puede que haya retraso por la situación que atraviesa las administraciones. Gracias

    Responder

Deja un comentario