Centros especiales de empleo

Qué son los centros especiales de empleo

Los Centros Especiales de Empleo son empresas cuyo objetivo principal es el de proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite la integración laboral de éstos en el mercado ordinario de trabajo.

Lo que quiere decir es que el objetivo principal de los Centros Especiales de Empleo es ser un puente entre el acceso de los trabajadores con discapacidad al mercado de trabajo y la integración en éste a través de un contrato de trabajo en una empresa ordinaria.

Pueden tener las siguientes características:

  • Creados por las Administraciones Públicas, directamente o en colaboración con otros organismos, por Entidades, por personas físicas, jurídicas o comunidades de bienes que tengan capacidad jurídica y de obrar para ser empresarios; de carácter público o privado, con o sin ánimo de lucro.
  • La calificación e inscripción en el Registro de Centros del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), o, en su caso, en el correspondiente de las Administraciones Autonómicas.
  • La gestión está sujeta a las mismas normas que afectan a cualquier empresa.

Ayudas y destinatarios

Las ayudas que pueden recibir consisten en:

  1. Para financiar parcialmente proyectos generadores de empleo (creación de centros o ampliación de los mismos).
    Subvenciones de:

    • 12020,24€ por puesto de trabajo creado con carácter estable, si el Centro Especial de Empleo supera el 90% de trabajadores con discapacidad respecto del total de su plantilla.
    • 9015,18€ por puesto de trabajo creado de carácter estable si el número de trabajadores con discapacidad del CEE está comprendido entre el 70% y el 90% del total de la plantilla.

Se podrán conceder las subvenciones anteriores siempre que el centro especial de empleo justifique adecuadamente la inversión que implica el proyecto para alguna o alguna de las siguientes acciones:

  • Subvención para asistencia técnica (estudios de viabilidad, auditorias…).
  • Subvención parcial de intereses de préstamos de hasta 3 puntos de interés.
  • Subvención para inversión fija en proyectos de reconocido interés social.
  1. Apoyo al mantenimiento de puestos de trabajo en CEE.
    Las ayudas para el mantenimiento de puestos de trabajo en Centros Especiales de Empleo, consisten en:

    • Bonificación del 100% de la cuota empresarial a la Seguridad Social, incluidas las de accidentes de trabajo y enfermedad profesional y las cuotas de recaudación conjunta..
    • Subvenciones del coste salarial por un importe del 50% del salario mínimo interprofesional. En el caso de contrato de trabajo a tiempo parcial, la subvención experimentará una reducción proporcional a la jornada laboral realizada.
    • Subvenciones para adaptación de puestos de trabajo y eliminación de barreras arquitectónicas en una cuantía no superior a 803,04€ por puesto de trabajo.
    • Subvención, por una sola vez, destinada a equilibrar y sanear financieramente a los centros especiales de empleo
    • Subvención dirigida a equilibrar el presupuesto de aquellos centros especiales de empleo que carezcan de ánimo de lucro y sean de utilidad pública e imprescindibilidad.
    • Los Centros Especiales de Empleo podrán recibir asistencia técnica destinada al mantenimiento de puestos de trabajo, pudiendo ser concedida a instancia de parte o de oficio cuando el estudio del expediente así lo demande.
  2. Ayudas para las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional, que son los equipos multiprofesionales, enmarcados dentro de los Servicios de Ajuste Personal y Social de los Centros Especiales de Empleo, que mediante el desarrollo de distintas funciones y cometidos, permiten ayudar a superar las barreras, obstáculos o dificultades que los trabajadores con discapacidad de dichos centros tienen en el proceso de incorporación a un puesto de trabajo, así como la permanencia en el mismo.

Los destinatarios finales de este programa serán los trabajadores con discapacidad de los Centros Especiales de Empleo que se encuentren en alguno de los supuestos que se describen a continuación:

  • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 33%.
  • Personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 65%.

Las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional podrán prestar servicio también a los trabajadores con discapacidad del Centro Especial de Empleo no incluidos anteriormente, siempre y cuando la dedicación a estos trabajadores no menoscabe la atención de los incluidos en el apartado anterior.

Tablas salariales del Convenio Nacional de Centros Especiales de Empleo

Las últimas tablas salariales que se negociaron y fueron aprobadas para 2015 y 2016, que se pueden descargar aquí ya que la negociación se encuentra bloqueada en estos momentos debido a una diferencia de posturas entre la representación sindical y patronal que se pueden ver en el siguiente documento.

Conclusión

En mi opinión, este bloqueo esta producido principalmente, porque un aumento en el salario haría a los Centros Especiales de Empleo perder la ventaja competitiva que tienen ya que, a día de hoy pueden ofrecer servicios a unos precios más bajos que una empresa ordinaria que preste el mismo tipo de servicios.

De llegar esta situación se debería plantear una reforma de la LISMI o del funcionamiento de los CEE para que los trabajadores con discapacidad puedan seguir teniendo esa oportunidad de acceder al mercado laboral.

Porque a mismo precio en los mismos servicios, con qué tipo de empresa creéis que contrataría un empresario sus servicios, ¿con un Centro Especial de Empleo o con una empresa ordinaria?

Y no olvidéis que si tenéis algún tipo de consulta laboral, sólo debéis dejarla AQUÍ

 

 

2 comentarios en “Centros especiales de empleo”

    • Hola Ana,
      Lo que quiero decir es que los centros especiales de empleo se crearon para dar una oportunidad a personas con discapacidad, por su dificultad para entrar en el mercado laboral, pero con la finalidad de que fuesen contratados por una empresa ordinaria al demostrar su valía. La actividad puede ser limpieza o cualquier otra que tengan permitida dichos centros. (Por ejemplo, no pueden realizar la función de vigilante)

Deja un comentario