Emprender con discapacidad

Emprender con discapacidad es una opción que crece cada vez más y se espera que esta tendencia continúe. El empleo autónomo consolida, cada vez más, como una alternativa para las personas con discapacidad. Las ayudas e incentivos, de las que hablaré luego, junto con el apoyo de diversas asociaciones propicia el espíritu emprendedor en este colectivo.

Variedad de emprendimiento

La diversidad de proyectos llevados a cabo por personas emprendedoras con discapacidad ha aumentado, incrementándose así la variedad de negocios.

La tecnología y la mayor formación de quien se decide a emprende teniendo su discapacidad, ha propiciado un alejamiento del comercio tradicional.  La diversidad de proyectos se acerca a la de los emprendedores sin discapacidad. Las personas con discapacidad se han decantado por proyectos tecnológicos, de consultoría o relacionados con el marketing y lo digital.

El emprendimiento no depende del grado de discapacidad que se tenga, ya que personas con grandes dificultades también se han involucrado en proyectos de autoempleo.

A pesar de este aumento de emprendedores con discapacidad, hay circunstancias que siguen impidiendo que una persona con discapacidad emprenda un negocio. La educación en emprendimiento y la financiación son tan solo algunos de ellos que también se verá posteriormente.

Ayudas e Incentivos

Ayudas estatales

Tienen como objetivo facilitar la conversión de personas discapacitadas que no tienen trabajo en emprendedores autónomos, mediante ayudas para el establecimiento, finaciación, asistencia técnica y formación.

La subvención para el establecimiento se trata de una cuantía que fija cada Comunidad Autónoma, según el criterio de la dificultad de inserción laboral (incluye desempleados con discapacidad y mujeres desempleadas con discapacidad).

La subvención financiera ofrece una reducción del interés fijado por la entidad de crédito pública o privada, a determinar por cada Comunidad Autónoma, según el criterio de la dificultad de inserción laboral, del mismo modo que en el caso anterior.

Requisitos:

  • Acreditar la discapacidad.
  • Ser desempleado.
  • Figurar inscrito como demandante de empleo en los servicios públicos de empleo.
  • La actividad a comenzar esté entre las que el Ministerio enumera para conceder la subvención.
  • Comprometerse a mantener esa actividad empresarial y el alta en la Seguridad Social durante al menos tres años.
  • Cada Comunidad Autónoma podrá establecer otros requisitos u obligaciones.

Bonificación de cuotas a la Seguridad Social

Como nuevo emprendedor con discapacidad, se tendrá derecho a una bonificación de mayor duración. Las condiciones para acceder son iguales que las de la tarifa plana, pero su duración es de 5 años y se divide en 2 tramos:

  1. Un primer tramo igual que en los anteriores casos, se pagará 60 euros durante los primeros 12 meses de emprendimiento.
  2. A partir del mes 13 se pagará solo el 50% de la cuota durante 48 meses más.  

Desde 2019 los autónomos con discapacidad sobrevenida podrán beneficiarse de la tarifa plana, como los autónomos que se dan de alta.

Contratación por cuenta ajena de los hijos con discapacidad

Es posible la contratación como trabajadores, incluso conviviendo, de los hijos con discapacidad, con independencia de su edad cuando el hijo presenta una discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33% e inferior al 65%, siempre que cause alta por primera vez en el sistema de la Seguridad Social.

Además, se suman las personas con parálisis cerebral, las personas con enfermedad mental o las personas con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%. Del mismo modo, se añaden las personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por 100.

Otros incentivos

Incentivos para contribuyentes que sean personas con discapacidad o que contraten trabajadores con discapacidad:

Se destinan a las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él.

Se podrán reducir del rendimiento neto los contribuyentes con discapacidad y podrán aplicarse reducciones adicionales en determinados casos como si se acredita necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Si el contribuyente contrata a una persona con discapacidad como asalariado, podrá aplicar una deducción que variará según si el grado de discapacidad es igual o superior al 33 por ciento e inferior al 65%, o si se trata de una persona con discapacidad en un grado igual o superior al 65%.

Trabas para el emprendimiento

No todo son ayudas y subvenciones, las personas con discapacidad tienen que lidiar a diario con dificultades, más aún si pretenden poner en marcha un negocio. Aunque el apoyo a este colectivo haya propiciado que cada vez más personas con dificultades se lancen a emprender, siguen existiendo trabas añadidas, empezando por la educación. En muchos casos, estas personas se forman en un circuito educativo diferente.

Si hay una falta de educación en emprendimiento en el sistema educativo de por sí, aún más en circuitos de educación especial.

La financiación suele ser uno de los mayores problemas a los que tiene que se ha de enfrentar quien quiere emprender con discapacidad ya que las entidades financieras siguen teniendo, en muchos casos, dificultades para dar un voto de confianza a los emprendedores con discapacidad, aún cuando presentan proyectos viables.

Si tienes alguna duda sobre algún tema laboral o de discapacidad, deja tu consulta laboral online y será atendida en menos de 24 horas. Y si quieres recibir las novedades de esta web antes que nadie, suscríbete.

4 comentarios en “Emprender con discapacidad”

  1. Buenos dias, Paco me llamo Elsa de Huelva, te conozco por un curso que impartio Helen, tengo incapacidad absoluta pero no me resigno a pararme pero me para la seguridad social, porfavor se te ocurre algo que pueda hacer?

Deja un comentario