Incapacidad Permanente Absoluta y trabajo

¿Es compatible el percibo de Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez con el trabajo?

En un principio, tener una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez no permite tener un empleo, pues se entiende que la discapacidad es lo suficientemente limitante como para poder realizar cualquier actividad profesional.

Existen tres conceptos que son los que se valoran a la hora de determinar si la incapacidad es absoluta o no. Dependerá de si el grado de discapacidad permite un mínimo de:

  • Rendimiento
  • Eficacia
  • Profesionalidad

La pensión concedida es del 100% de la base reguladora donde el período de cotización varía en función del origen de la discapacidad:

  • Enfermedad común
  • Accidente no laboral
  • Accidente laboral

Según la web de la seguridad social:

“Ambas pensiones son compatibles con el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del inválido, siempre que no representen un cambio en la capacidad de trabajo del pensionista que pueda dar lugar a revisión por parte de la Entidad gestora. Si las actividades realizadas exceden las condiciones establecidas, serán incompatibles pudiendo suspenderse la pensión.

Si se realizan trabajos susceptibles de inclusión en algún Régimen de la Seguridad Social, existe obligación de alta y cotización, debiendo comunicar al Instituto Nacional de la Seguridad Social el inicio de cualquier trabajo por cuenta ajena o propia, salvo en el caso que derive de enfermedad profesional, en que será necesaria la autorización previa.”

Esto se traduce a que si se quiere tener un empleo, se debería de comunicar antes a la Seguridad Social, con tal de que ella decida si las funciones que se vayan a realizar en el puesto de trabajo son compatibles con las lesiones que dieron origen a la discapacidad. Hay que tener en cuenta que el INNSS podría interpretar que al solicitar un puesto de trabajo, pudiera existir una mejoría en las lesiones que derivaron a la incapacidad y sería competente para iniciar de oficio una revisión de grado.

El Supremo confirma la compatibilidad

El Tribunal Supremo en la sentencia de la Sala de lo Social, de 20 de marzo de 2019, rec. núm. 2648/2017 considera que un trabajador aquejado de una enfermedad aguda cerebrovascular, hemiplejía y crisis convulsivas, con una Incapacidad permanente absoluta para el puesto de cocinero, puede compatibilizar su pensión con la realización de un trabajo a tiempo parcial como programador informático con una jornada continuada de 6 horas diarias de lunes a viernes, ya que dicha actividad profesional «no resulta perjudicial a su estado».

 considera que un trabajador aquejado de una enfermedad aguda cerebrovascular, hemiplejía y crisis convulsivas, con una Incapacidad permanente absoluta para el puesto de cocinero, puede compatibilizar su pensión con la realización de un trabajo a tiempo parcial como programador informático con una jornada continuada de 6 horas diarias de lunes a viernes, ya que dicha actividad profesional «no resulta perjudicial a su estado».

A pesar de que al conocer la situación laboral de este trabajador, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le retiró su prestación por Incapacidad Permanente Absoluta, ya que consideró que beneficiarse de un subsidio de incapacidad y ejercer su profesión eran situaciones incompatibles. A lo que el trabajador recurrió y el tribunal de primera instancia le dio la razón. Pero el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del País Vasco, respaldó el criterio del INSS 

Como dice el artículo 35 de la CE corroborado por el artículo 198.2 de la LGSS, el derecho al trabajo no puede negarse a quien se encuentra en situación de Incapacidad Permanente Absoluta, no estableciendo límite alguno a tal simultaneidad.

De no considerarse así, haría de mejor condición al trabajador declarado en incapacidad permanente total, que al incapaz declarado en Incapacidad Permanente Absoluta (al que se le negaría toda actividad –e ingresos– extramuros de la marginalidad).

El Tribunal Supremo rechaza el argumento de la administración de la Seguridad Social, que defendía que las personas en situación de incapacidad absoluta solo podían desempeñar actividades «superfluas, accidentales o esporádicas», lo que no ocurría en este caso.

También determina que declarar la incompatibilidad entre el subsidio por incapacidad y el trabajo tendría un cierto efecto desmotivador sobre la reinserción social y laboral de quien se halla en situación de Incapacidad Permanente Absoluta.

Para la Sala, aunque las cotizaciones satisfechas por el nuevo trabajo tendrían eficacia sobre futuras prestaciones, la suspensión de la pensión «privaría de estímulo económico a una actividad que con todo seguridad ha de realizarse con considerable esfuerzo psicofísico por parte del inválido».

Si tienes alguna duda sobre discapacidad o algún tema de tu trabajo, puedes dejar tu consulta laboral que será atendida en 24 horas.

Y si quieres recibir novedades a través de tu email, puedes suscribirte en la parte inferior dejando tu correo.

2 comentarios en “Incapacidad Permanente Absoluta y trabajo”

  1. buenas tardes
    tengo una incapacidad absoluta por trastorno depresivo moderado.
    mi trabajo era de jefe de cocina.
    crees que habria alguna posibilidad de que yo pudiese trabajar en otra cosa sin que afecte a mi situacion de incapacidad?

    • Hola María,
      Lo único que te puedo decir es lo mismo que dice el Tribunal Supremo, que si encuentras una actividad profesional que no resulte perjudicial a tu estado, podrás desempeñarla sin ningún problema amparada en su sentencia.

Deja un comentario