IRPF 2020 para afectados por ERTE

Acabo esta serie de artículos sobre Renta viendo el IRPF 2020 para afectados por ERTE con una serie de recomendaciones e información explicativa para este colectivo de personas.

Dado que las prestaciones por ERTE son consideradas rendimientos del trabajo sujetos a IRPF y no exentos, para este colectivo la problemática puede venir dada por dos situaciones:

  • Resultar obligados a presentar declaración al contar con dos pagadores (empleador y SEPE).
  • Haber recibido abonos del SEPE no procedentes (haber cobrado una prestación distinta de la que correspondería).

Efecto de un segundo pagador en la declaración de la Renta (empleador + SEPE)

Los contribuyentes, cuando cuentan con dos pagadores, han de presentar declaración por IRPF cuando sus rendimientos del trabajo superan los 14.000€ al año, si el importe percibido por el segundo pagador supera los 1.500€.

El SEPE no tiene obligación de retener cuando las cuantías que ha abonado durante el año no superan los 14.000€, aunque el contribuyente puede solicitar en su memento que se le retenga o se le aplique un porcentaje mayor de retención.

Las retenciones simplemente anticipan el impuesto que finalmente debe pagar el contribuyente.

El contribuyente no obligado a declarar también soporta el IRPF a través de las retenciones mensuales.

La reducción de las cuantías para estar obligado a declarar cuando existen dos pagadores se establece al objeto de que dos contribuyentes con los mismos rendimientos del trabajo sujeto a IRPF soporten el mismo impuesto final, con independencia del número de pagadores.

Ejemplo

Contribuyente con ingresos brutos de 21.000€ (Nacido en 1970, sin discapacidad, con contrato general y soltero sin hijos)

Un pagador

Ingresos brutos

Empresa A: 21.000€

Retenciones

Empresa A: 2.578,8€

Declaración

No está obligado a presentar declaración y no la presenta

Impuesto final

2.578,8€

Dos pagadores

Ingresos brutos

Empresa A: 16.000€

SEPE: 5.000€

Retenciones

Empresa A: 859,2€

SEPE: No retiene

Declaración

A ingresar 1.645,27€

Impuesto final

2.504,47€ (suma de 859,2 + 1.645,27)

Suscríbete a nuestro boletín de noticias




Percepción de abonos no procedentes

La situación será diferente para el contribuyente dependiendo de si el SEPE ha iniciado o completado ya el expediente de reingreso del exceso de prestación en el momento en que el contribuyente presente su declaración, o si todavía el expediente de reintegro no se ha iniciado.

Sea cual sea el caso, si el contribuyente puede conocer la cantidad que debe devolver al SEPE podrá presentar la declaración con un resultado, en términos de impuesto final, igual al que realmente corresponde.

Es recomendable que, si se desconoce esta cantidad a devolver, se consulte al SEPE la cuantía exacta o aproximada, o puede esperar que avance la Campaña de Renta, aumentando así la posibilidad de recibir notificación del SEPE con la cantidad a devolver.

Supuestos básicos

Que el reintegro de lo pagado en exceso por el SEPE ya se haya producido en 2020. En este caso ya le constará Agencia Tributaria la cantidad correcta, el importe correcto aparecerá en los datos fiscales y se presentará la declaración normalmente.

Que el reintegro de lo pagado en exceso por el SEPE no se haya producido en 2020. Hay que distinguir dos casos:

A) Que el SEPE ya haya iniciado procedimiento de regularización:

El SEPE lo comunicará a la Agencia Tributaria y en los datos fiscales se informará al contribuyente de los dos importes, el inicialmente abonado por el SEPE y el de la devolución ya practicada, o pendiente de realizar por el contribuyente al SEPE.

B) Que el SEPE no haya iniciado el procedimiento de regularización:

Si el SEPE ha comunicado a la Agencia Tributaria que ha detectado cuantías indebidamente percibidas, la Agencia informará al contribuyente en datos fiscales de que existe una cantidad pendiente de devolución al SEPE, pero no podrá concretar su cuantía al no conocerla.

Ejemplo

Contribuyente con ingresos brutos de 42.000 euros (Nacido en 1970, sin discapacidad, con contrato general y soltero sin hijos).

30.000 proceden del empleador.

12.000 del SEPE (7.000 euros del SEPE es lo que debería haber recibido el contribuyente por lo que 5.000 euros del SEPE son indebidos).

De no existir pago indebido

Si hubiese percibido en total 37.000 euros brutos, el impuesto final del contribuyente sería de 6.686,99 euros.

Al existir pago indebido

Situación A: Reintegro en 2020

El SEPE ya ha iniciado el procedimiento de regularización, o esa cantidad incluso ya ha sido devuelta por el contribuyente.

Efecto en Campaña de Renta:

La Agencia recogerá en datos fiscales el pago correcto del SEPE (7.000 euros).

La declaración será a ingresar por la no retención del SEPE sobre 7.000 euros.

El impuesto final será el que corresponde, 6.686,99 euros.

Situación B: No reintegro en 2020

El SEPE no ha comunicado por el momento al contribuyente el pago indebido de 5.000 euros.

Efecto en Campaña de Renta:

La Agencia Tributaria informará al contribuyente en los datos fiscales de que deberá realizar una devolución al SEPE, pero no podrá informar de la cuantía al no tener aún constancia de ella.

Surgen dos posibilidades:

1) Si el contribuyente conoce el importe que debe devolver al SEPE, puede reducir los ingresos a declarar en esa cuantía (declarar 37.000 euros brutos) y presentar su declaración normalmente.

2) Si no conoce el importe u opta por esperar a que el SEPE le notifique, la declaración resultará a ingresar una cantidad mayor de la debida y la suma de retenciones y cuota sumará 8.302,64€. Posteriormente, cuando ya conozca las cantidades exactas a reintegrar al SEPE, podrá solicitar a la Agencia Tributaria una rectificación de la declaración para recuperar lo abonado de más, de manera que el impuesto final sea 6.686,99€.

Si todavía sigues teniendo dudas por resolver, puedes solicitar una consulta por mail, o reservar una sesión por skype, de ambas formas daré respuesta a tus dudas de una forma que sea fácil de entender y de forma que quede totalmente resuelta.