Medidas laborales para la desescalada II

La pasada semana empecé a hablar de las medidas laborales para la desescalada y hoy continúo analizando las nuevas que han aparecido esta semana, de las que extraigo las dos que me han parecido más relevantes

Real Decreto-ley 17/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueban medidas de apoyo al sector cultural y de carácter tributario para hacer frente al impacto económico y social del COVID-2019 

Continuación e inicio de los procedimientos de contratación celebrados por entidades del Sector Público durante la vigencia del estado de alarma. 

Se acuerda el levantamiento de la suspensión de los términos e interrupción de los plazos de los procedimientos de contratación promovidos por entidades pertenecientes al Sector Público, siempre y cuando su tramitación se realice por medios electrónicos. 

Se permitirá también el inicio de nuevos procedimientos de contratación cuya tramitación se lleve a cabo también por medios electrónicos. Esta medida se extenderá a los recursos especiales que procedan en ambos casos. 

Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. 

Teletrabajo 

Siempre que sea posible, se fomentará la continuidad del teletrabajo para aquellos trabajadores que puedan realizar su actividad laboral a distancia. 

Prevención de Riesgos Laborales 

El titular de la actividad económica o el director de los centros educativos, deberán adoptar las medidas necesarias para cumplir las medidas de higiene y/o prevención para el personal trabajador. 

  • Se asegurará que todos los trabajadores tengan permanentemente a su disposición en el lugar de trabajo geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida o, cuando esto no sea posible, agua y jabón. 
  • Cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros, se asegurará que los trabajadores dispongan de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo y todo el personal deberá estar formado e informado sobre su correcto uso. 
  • El fichaje con huella dactilar será sustituido por cualquier otro sistema que garantice las medidas higiénicas adecuadas, o se desinfectará el dispositivo de fichaje antes y después de cada uso, advirtiendo a los trabajadores de esta medida. 
  • La disposición de los puestos de trabajo, la organización de los turnos y demás condiciones de trabajo se modificarán para garantizar la posibilidad de mantener la distancia de seguridad interpersonal mínima de dos metros entre los trabajadores. La responsabilidad será del titular de la actividad económica o del director de los centros educativos. 
  • Las medidas de distancia deberán cumplirse en los vestuarios, taquillas y aseos de los trabajadores, así como en cualquier otra zona de uso común. 
  • Si un trabajador empezara a tener síntomas compatibles con la enfermedad, se contactará de inmediato con el teléfono habilitado para ello por la comunidad autónoma o centro de salud correspondiente y, en su caso, con los correspondientes servicios de prevención de riesgos laborales. Siempre que sea posible, el trabajador se colocará una mascarilla, debiendo abandonar, en todo caso, su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario. 

Medidas para prevenir el riesgo de coincidencia masiva de personas en el ámbito laboral. 

Los centros deberán realizar los ajustes en la organización horaria que resulten necesarios para evitar el riesgo de coincidencia masiva de personas, trabajadoras o no, en espacios o centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible máxima afluencia o concentración. 

Existirá riesgo de coincidencia masiva de personas cuando no haya expectativas razonables de que se respeten las distancias mínimas de seguridad, particularmente en las entradas y salidas al trabajo. 

Los ajustes deberán efectuarse teniendo en cuenta las instrucciones de las autoridades competentes, así como, en su caso lo previsto en la normativa laboral y convencional que resulte de aplicación. 

Medidas de higiene exigibles 

El titular de la actividad económica o el director de los centros educativos y entidades deberá asegurar que se adoptan las medidas de limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros, entidades, locales. 

  • En las tareas de limpieza se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características 
  • Las medidas de limpieza se extenderán también a zonas privadas de los trabajadores, como vestuarios, taquillas, aseos, cocinas y áreas de descanso. 
  • Cuando existan puestos de trabajo compartidos por más de un trabajador, se realizará la limpieza y desinfección del puesto tras la finalización de cada uso, con especial atención al mobiliario y otros elementos susceptibles de manipulación. 
  • Si se emplean uniformes o ropa de trabajo, se procederá al lavado y desinfección diaria de los mismos. Si no se utilizan uniformes ni ropa de trabajo, las prendas utilizadas por los trabajadores en contacto con clientes, visitantes o usuarios también deberán lavarse diariamente. 
  • Se deben realizar tareas de ventilación periódica en las instalaciones y, como mínimo, de forma diaria y por espacio de cinco minutos. 
  • Cuando en los centros, entidades, locales y establecimientos haya ascensor o montacargas, su uso se limitará al mínimo imprescindible y se utilizarán preferentemente las escaleras. Cuando sea necesario utilizarlos, la ocupación máxima de los mismos, como norma general, será de una persona. 
  • Cuando el uso de los aseos esté permitido por clientes, visitantes o usuarios, su ocupación máxima será de una persona, como norma general. Deberá procederse a la limpieza y desinfección de los aseos, como mínimo, seis veces al día. 
  • Se fomentará el pago con tarjeta u otros medios que no supongan contacto físico entre dispositivos, evitando, en la medida de lo posible, el uso de dinero en efectivo. Se limpiará y desinfectará el datáfono tras cada uso, así como el TPV si el empleado que lo utiliza no es siempre el mismo. 
  • Se deberá disponer de papeleras, a ser posible con tapa y pedal que deberán ser limpiadas de forma frecuente, y al menos una vez al día. 

Las condiciones específicas para la reapertura al público de establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados y las de los establecimientos de hostelería y restauración, se pueden consultar en la citada orden SND 399/2020.

Para estar al día de todo lo que ocurre en el mundo laboral de las personas con discapacidad, suscríbete al pie de página y si tienes alguna duda de índole laboral o sobre la discapacidad y el trabajo, deja tu consulta laboral y será atendida en 24 horas.

Deja un comentario