Persona con discapacidad y trabajo tras el 29/11/2018

El 29/11/2018 el Tribunal Supremo dictó las sentencias 992, 993 y 994, de las que ya he hablado, en las que se confirma la inaplicación del art. 4.2 del RD Legislativo de 29 de noviembre que aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y su inclusión social, por declararlo ultra vires.

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación planteó una consulta ante el Servicio Público de Empleo Estatal una consulta sobre las consecuencias de dichas sentencias en las medidas de políticas activas de empleo.

El Tribunal Supremo considera que el artículo 4.2 extiende la consideración de persona con discapacidad a los pensionistas titulares de una Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez, así como a los pensionistas de clases pasivas con pensión de jubilación o retiro por Incapacidad Permanente para el servicio o inutilidad, incurriendo, con ello, en exceso de delegación. Es por ello que los estos pensionistas no estarán incluidos en la definición de persona con discapacidad y no podrán beneficiarse de las medidas dispuestas para este colectivo.

El artículo 39 del Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre, establece que se fomentará el empleo de las personas con discapacidad mediante ayudas que faciliten su inclusión laboral. Estas medidas, no serían aplicables a los pensionistas antes indicados, al no considerarse personas con discapacidad.

Bonificaciones de cuotas de Seguridad Social

En cuanto a las bonificaciones de cuotas de Seguridad Social, la Ley 43/2006 de 29 de diciembre establece su propia definición de persona con discapacidad y cuyos efectos se circunscriben a las medidas de la propia Ley.

El artículo 2.2.5 incluye a los titulares de una Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez, así como a los pensionistas de clases pasivas con pensión de jubilación o retiro por Incapacidad Permanente para el servicio o inutilidad como beneficiarios.

Otras medidas de políticas activas de empleo para personas con discapacidad

En cuanto a otras medidas de políticas activas de empleo, no cabe extender las de fomento de empleo de personas con discapacidad a los pensionistas de Seguridad Social o clases pasivas titulares de pensiones de invalidez permanente, a tenor de las sentencias del Tribunal Supremo.

En definitiva, en la aplicación de medidas de políticas activas de empleo para personas con discapacidad, amparadas en el Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre, no se podrá considerar a los pensionistas titulares de una Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez, así como a los pensionistas de clases pasivas con pensión de jubilación o retiro por Incapacidad Permanente para el servicio o inutilidad, como personas con discapacidad, no pudiéndose beneficiar de dichas medidas.

Situaciones firmes anteriores a las sentencias

La Abogacía del Estado recuerda que las situaciones que ya fueran firmes en el momento de dictarse las sentencias no podrán revisarse, atendiendo al principio de seguridad jurídica.

En el ámbito de políticas activas de empleo, las medidas ya concedidas no podrían ser revertidas ni retiradas con apoyo en el nuevo criterio de las sentencias mencionadas.

Las contrataciones de personas con discapacidad ya celebradas y las medidas de fomento de empleo a ellas asociadas tendrían carácter firme, no pudiendo aplicarse retroactivamente el criterio jurisprudencial para perjudicar una relación laboral celebrada con cumplimiento de requisitos en el momento de formalización y ya consolidada, siendo firmes los derechos y obligaciones derivados de esa situación, habiéndose mantenido ésta invariable.

Las personas que hubieran sido contratadas antes de las mencionadas sentencias, atendiendo a su consideración como persona con discapacidad de los pensionistas titulares de una Incapacidad Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez, así como a los pensionistas de clases pasivas con pensión de jubilación o retiro por Incapacidad Permanente para el servicio o inutilidad, mantendrán la condición de persona con discapacidad a efectos de la percepción de o concesión de las ayudas y subvenciones de fomento de empleo derivadas de esta contratación.

Centros Especiales de Empleo

En el caso particular de que estas personas hubieran sido contratadas por un Centro Especial de Empleo, quienes hubieran sido contratadas con anterioridad a las sentencias, mantendrán la condición de persona con discapacidad mientras permanezcan contratados en el Centro Especial de Empleo, tanto a efectos del cumplimiento del requisito de que la plantilla del Centro Especial de Empleo esté constituida, al menos por un 70% de personas trabajadoras con discapacidad, como de la concesión y percepción de las subvenciones para mantenimiento de puestos de trabajo, durante el tiempo que permanezcan contratados.

Medidas de fomento de empleo solicitadas con posterioridad a las sentencias

Las medidas de fomento de empleo que fueran solicitadas y aplicadas con posterioridad a las sentencias del Tribunal Supremo y basadas en nuevas relaciones laborales, para las cuales habría de observarse el criterio establecido por el Alto Tribunal para aplicar la definición de persona con discapacidad.

Si necesitas resolver alguna duda sobre temática laboral o discapacidad, deja tu consulta laboral y será atendida en 24 horas.

Deja un comentario