Puedo trabajar con una Incapacidad Permanente

A través de Helen Gómez Ruano, @HelenEgrorienta, me llegó una consulta de una de las personas con discapacidad a las que ella atiende en sus grupos de formación, la consulta es ¿puedo trabajar con una Incapacidad Permanente?

Cómo es una pregunta más recurrente de lo que pensamos, me pongo a dar una respuesta a esta pregunta según se trate de una Incapacidad Permanente Parcial, Total, Absoluta o Gran Invalidez.

Incapacidad Permanente Parcial

Es aquella que se reconoce a una persona que, por una dolencia o enfermedad, ve menguada su capacidad para poder realizar su actividad laboral normal pero no se lo impide completamente.

Debido a que no se extingue el contrato de trabajo, lo que se procede es a cobrar la indemnización y continuar con el mismo trabajo.

Concluimos, por tanto, que puedo trabajar con una Incapacidad Permanente Parcial, tanto por cuenta propia como ajena.

Incapacidad Permanente Total

Es la que se le concede a un trabajador cuando, debido a una lesión o enfermedad, no puede realizar las funciones de su profesión habitual.

La Incapacidad Permanente Total conlleva el abono de una pensión, mientras se mantenga el reconocimiento de la misma, correspondiente al 55 % de su base reguladora.

Un trabajador mayor de 55 años con una Incapacidad Permanente Total tendrá derecho a un incremento de la pensión de un 20%, por lo que pasarán a cobrar el 75% de la base reguladora, es lo que se llama Incapacidad Permanente Total Cualificada.

La Incapacidad Permanente Total sólo inhabilita a un trabajador para realizar las funciones relacionadas con su profesión habitual.

Puedo trabajar con una Incapacidad Permanente Total

La Ley General de la Seguridad Social, en su artículo 198, establece que: En caso de incapacidad permanente total, la pensión vitalicia correspondiente será compatible con el salario que pueda percibir el trabajador en la misma empresa o en otra distinta, siempre y cuando las funciones no coincidan con aquellas que dieron lugar a la incapacidad permanente total.

Esto quiere decir que puedo trabajar con una Incapacidad Permanente Total si las funciones a desempeñar son compatibles con las lesiones o enfermedad existentes. Esto hará que se pueda mantener la pensión y el salario.

Si un trabajador con Incapacidad Permanente Total Cualificada encuentra un empleo compatible con su pensión, la verá descender del 75% al 55% de la base reguladora. Este 20% lo podrá recuperar una vez finalice el trabajo.

¿Qué he de hacer para compatibilizar trabajo y pensión?

Comunicación previa al INSS

Si el trabajador con Incapacidad Permanente Total encuentra trabajo, debe comunicar obligatoria y previamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social el nuevo empleo con las funciones a desempeñar, mediante certificado realizado por la empresa, para certificar que dichas tareas son compatibles con el mantenimiento de la pensión.

Si no se comunicase el empleo, podría ser considerado como una falta leve, y llevar acarreada la pérdida de la prestación durante un mes.

Si la Seguridad Social resuelve la incompatibilidad del trabajo con la Incapacidad Permanente Total puede hacer lo siguiente:

  • Advertir de que, si sigue trabajando en ese puesto, se le dará de baja la pensión.
  • Cursar directamente la baja en la pensión por incapacidad permanente.

Lo que suele ocurrir es lo primero pero, si hiciera lo segundo sería de forma definitiva y el trabajador debería iniciar un nuevo el procedimiento de solicitud de concesión de Incapacidad Permanente.

Entonces, ¿me quitarán la Incapacidad Permanente Total por empezar a trabajar?

Por todo lo expuesto, hay que decir que no, pero el artículo 200 de la Ley General de la Seguridad Social establece que si el trabajador con una Incapacidad Permanente Total comienza a trabajar, el INSS podrá realizar una revisión de oficio para eliminar la incapacidad permanente total, aunque no haya transcurrido el plazo para realizar la revisión.

Incapacidad Permanente Absoluta o una Gran Invalidez

La Incapacidad Permanente Absoluta se le reconoce a aquellas personas que se encuentran en una situación en la que no pueden realizar ninguna actividad laboral.

Puesto que esta imposibilidad no tiene que ser necesariamente absoluta o invalidante, ya que todos tenemos una capacidad residual para trabajar, podría ser compatible con el ejercicio de actividades que no representen un cambio en la capacidad de trabajo del pensionista que pueda dar lugar a revisión. En cualquier otro caso, pueden suspenderte el cobro de la pensión.

En un próximo artículo hablaré de las compatibilidades e incompatibilidades de la Incapacidad Permanente.

Si necesitas que te resuelva alguna duda de carácter laboral, no dudes en dejar una consulta laboral y será atendida en 24 horas.

Deja un comentario