Qué es una empresa inclusiva

Una empresa inclusiva es la que diseña sus productos y servicios con criterio de accesibilidad universal e integra en sus grupos de interés a la diversidad de personas y grupos sociales que componen la ciudadanía.

Entre las prácticas más importantes:

  • Selección de su personal de forma inclusiva.
  • Integración en sus plantillas a profesionales competentes y gestiona el talento sin importar el género, edad, orientación sexual, religión, nacionalidad, color de piel, nivel socioeconómico y, por supuesto, discapacidad, sin tolerar ningún tipo de discriminación.
  • Ejerce de forma proactiva la igualdad de oportunidades, la integración de la diversidad y el respeto a su personal.

Beneficios de ser una empresa inclusiva

  • Ser reconocida como empresa que pone en valor a las personas y que entiende el capital humano como su activo más importante. Con ello, consigue la captación y retención del talento, la identificación con la cultura empresarial, la satisfacción y motivación de las plantillas, y las innovaciones y conocimiento que aporta la diversidad.
  • Ser considerada una empresa colaboradora en el cumplimiento de los derechos de las personas. En este caso, los reconocidos en la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad y en la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.
  • Orientarse a un segmento de la población muy importante.
  • Beneficiarse de bonificaciones e incentivos a la contratación de personas con discapacidad.
  • Potenciación de la Responsabilidad Social Corporativa y la sostenibilidad, mejora de la imagen de marca y de la reputación de la empresa, aumentando el valor frente a la competencia, clientela e inversores.

Pasos para lograr la inclusión laboral

Compromiso inicial

  • Concienciarse de la idea de contratar a personas con discapacidad.
  • Contactar instituciones que apoyan la inclusión laboral de personas con discapacidad, como Centros Especiales de Empleo.
  • Charlas a los miembros de la empresa sobre la contratación de personas con discapacidad.

Evaluación laboral

Formación

  • Al personal de la empresa.
  • Al nuevo trabajador discapacitado.

Apoyo y acompañamiento constante

  • Apoyo el primer día de trabajo para lograr la completa adaptación.
  • Seguimiento del desempeño laboral.

Evaluación del proceso: Compromiso de continuar y generar inclusión

  • Reunión con el departamento de RRHH sobre lo que aporta este nuevo proceso.
  • Reunión con instituciones colaboradoras.
  • Difundir la experiencia.

Si tienes alguna duda sobre la empresa inclusiva o algún tema laboral, seguridad social o discapacidad, deja una consulta laboral y será atendida en 24 horas.

Deja un comentario