Reconocimiento médico obligatorio a trabajadores con discapacidad

Si bien el XV convenio colectivo general de centros y servicios de atención a personas con discapacidad en su artículo 80 establece que: 

“La empresa garantizará a las personas trabajadoras la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo que realicen con los protocolos básicos establecidos por las mutuas y aquellas pruebas específicas que el departamento de servicio de prevención y la comisión sectorial de seguridad y salud laboral establezca para cada puesto de trabajo. 

La vigilancia de la salud está caracterizada por: 

1. Los reconocimientos médicos tendrán carácter voluntario y sólo podrán llevarse a cabo con el consentimiento del trabajador. Se exceptúa la voluntariedad los supuestos previstos en el artículo 22 de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos laborales”. 

Cuando establece el carácter voluntario del reconocimiento médico, muchos trabajadores se acogen al derecho que se les otorga de poder renunciar a la realización del mismo, ya que no se establece un reconocimiento médico obligatorio a trabajadores con discapacidad.  

Donde se establece el reconocimiento médico obligatorio para personas con discapacidad

Se establecen las excepciones a la voluntariedad, al final del punto 1 del artículo citado anteriormente, cuando dice: 

“Se exceptúa la voluntariedad los supuestos previstos en el artículo 22 de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos laborales”. 

Dicho artículo 22 dice lo siguiente respecto a las excepciones: 

“De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad”. 

Podría intuirse que ya se entiende que cuando habla de que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa puede estar referido a los trabajadores con discapacidad, aunque no lo dice expresamente. 

Pero cuando leemos el artículo 25 de la misma Ley de prevención de Riesgos Laborales, nos encontramos que dice que: 

“El empresario garantizará de manera específica la protección de los trabajadores que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, incluidos aquellos que tengan reconocida la situación de discapacidad física, psíquica o sensorial, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo. A tal fin, deberá tener en cuenta dichos aspectos en las evaluaciones de los riesgos y, en función de éstas, adoptará las medidas preventivas y de protección necesarias. 

Los trabajadores no serán empleados en aquellos puestos de trabajo en los que, a causa de sus características personales, estado biológico o por su discapacidad física, psíquica o sensorial debidamente reconocida, puedan ellos, los demás trabajadores u otras personas relacionadas con la empresa ponerse en situación de peligro o, en general, cuando se encuentren manifiestamente en estados o situaciones transitorias que no respondan a las exigencias psicofísicas de los respectivos puestos de trabajo”. 

La Nota Técnica de Prevención 471: La vigilancia de la salud en la normativa de prevención de riesgos laborales, desarrolla este punto y dice que: 

así como para las discapacidades puede bastar el informe de reconocimiento de dicha incapacidad por parte del órgano o persona que lo reconoció, en el caso de las características personales o estados biológicos será necesario una evaluación de la salud del trabajador” 

Esto nos lleva a considerar la vigilancia de la salud como un instrumento para considerar singularmente al trabajador y detectar aquellas características personales o estado biológico conocido que les haga especialmente susceptibles a los factores de riesgo existentes en su puesto de trabajo futuro o actual”. 

Conclusión 

Tras todo lo expuesto, queda suficientemente claro que debe ser el reconocimiento médico obligatorio a trabajadores con discapacidad.

Para estar al día de todo lo que ocurre en el mundo laboral de las personas con discapacidad, suscríbete al pie de página y si tienes alguna duda de índole laboral o sobre la discapacidad y el trabajo, deja tu consulta laboral y será atendida en 24 horas.

Deja un comentario